Pinterest

jueves, 16 de noviembre de 2017

Reinterpretando a Olivia la de Popeye (II)

Ha habido un montón de diseñadores y marcas de ropa que se han inspirado en el personaje de Olivia Olivo para sus colecciones, desde el perfume archiconocido de Moschino, pasando por Women's Secret, Mango, Oysho...
No sé muy bien cómo definir este estilismo que le he puesto a mi nancy basándome en el atuendo clásico de Olivia la de Popeye (Olive Oyl en inglés). He conservado los colores (rojo, blanco, negro y unas rayas, por lo de la inspiración marinera).
Sinceramente, con este atuendo, Nancy parece más una panadera parisina que una Olivia modernizada,
pero en fin... aquí está, y aprovecho para contaros que este conjunto de blusón de rayas y pantaloncito negro es uno de los primeros que le hice cuando yo tenía 17-18 años... (un horror viéndolo ahora!).

Con este otro conjunto, Nancy ya va más de Olivia, con los cuellitos de blusa blancos, muy femenina, el pañuelito blanco de encaje en la cabeza, una imagen muy de los años 50...
También aprovecho para contaros que ese pañuelo es de la tela del vestido de boda de mi madre. Qué tierno!!
 Olivia lleva unas bailarinas negras en vez de sus sempiternas botas. Un día es un día, Olivia!!
Cambio radical! Quién diría que Olivia tiene más de 20 años con este look!! Si es que la ropa hace mucho y puede rejuvenecer o avejentar a quien la lleve!
 Así Olivia puede enseñar un poco de hombro y bastante de pierna...
 Todo sin perder su elegancia femenina y dulce.
 Pero cuando Popeye flipará será cuando Olivia llegue así vestida. Negro en la falda con una raya dorada,
 blanco en el cuello, y el toque rojo en los pendientes.
 Con este posado a lo Pataky (enseñando la espalda y con la cabeza vuelta al fotógrafo),
os enseño el truco de la falda: se cierra con un lazo no sólo por coquetería, sino porque me quedé corta de tela!!!
Este ha sido mi modestísimo homenaje a este personaje tan simpático, nuestra heroína Olivia!!

viernes, 10 de noviembre de 2017

Reinterpretando a Olivia la de Popeye (I)

Olivia, (la de Popeye), es un personaje fuerte, independiente, responsable y encantador.
 Siempre va vestida igual: con un jersey rojo con cuello redondo blanco,
una falda negra con una franja amarilla, y unas botas marrones con vueltas. Va peinada con un moñito bajo. Acabo de vestir a una nancy como Olivia,
 pero luego me he dejado llevar... Hay que modernizarse!!
Perfectamente podría ir Olivia con una falda a rayas de talle alto y un tocado muy sofisticado (ja, ja, ja).
 El cinturón le hace cintura y está mucho más elegante...
Volviendo a jugar con sus colores y las rayas, también me imagino a Olivia con un chaleco largo, sobre una falda de vuelo (aquí ya le cambiamos más la línea),
 una boina roja y una blusa sin cuello.
 De nuevo el cinturón, esta vez dorado, le ciñe la cintura.
 Pero voy a rejuvenecerla un poco, Olivia era una chica joven:
leggins rojos de rayas (marineras a tope), bajo una minifalda negra y gorro que puede llevar en los muelles cuando vaya a ver a Popeye, botas con florecitas y lunares que le dan ese toque tan femenino que caracteriza a Olivia,
 bolsito blanco a juego con la blusa y chaqueta roja de manga francesa.
Como me he seguido inventando looks, y ya vale de fotos por hoy, os espero en el próximo post con el resto.

viernes, 3 de noviembre de 2017

La vida de Claire

Hoy es una gran cantante de ópera pero muchos no sabéis que su personalidad empezó a moldearse en la Biblioteca Silvestre.
Llegó a los 15 con su hermana Paula, procedentes de un orfanato en Silvestroburgh.

 Desde que llegó, nos conquistó con su mirada de ángel y su pelo de fuego.

Era la que mejor se lo pasaba en las fiestas de pijamas!!

Le encantaba pasar el día en el mar, tanto que pensó en estudiar Argonáutica...

pero al final empezó con sus estudios de canto.

Pasó una época un poco hippy...

y luego otra un poco baby-doll...

y luego otra extremadamente formal.

Por fin estabilizó sus gustos y se convirtió en toda una mujer (de vinilo, eso sí).

 En la boda de una amiga conoció a su media naranja...

 y se casó tres años más tarde, en el cénit de su carrera como cantante.

Ahora tiene contratos millonarios y prestigio mundial.

Es una influencer en la moda,

 incluso le copian el vestido en alguna fiesta.

Es toda una Prima Donna, pero...

lo que más le gusta es dedicarle tiempo a las amigas y a la familia...

Podéis encontrar la biografía de otra de nuestras chicas aquí.

jueves, 26 de octubre de 2017

Una mascota temporal

El fin de semana pasado, Lucy salió a dar un paseo por el puerto pesquero. Como todos en la Biblioteca, Lucy tiene el corazón marinero, así que estrenando vestidito y capota a rayas, anduvo sin rumbo por los muelles.

De detrás de unas cajas de pescado salió una mancha blanca y negra y se puso a seguir a Lucy. Era un cachorrillo de bulldog francés que debió de confundir a Lucy con su amo marinero.
Lucy le hizo unas caricias y jugaron un rato en el malecón. De pronto se oyó una voz que gritó: "Botarate, granuja, dónde estás??"

Del susto que se llevaron ambos, echaron a correr y así hasta llegar a la Biblioteca, donde todo quisqui (menos yo, he de reconocerlo), acogieron alborozados a Botarate.

Así le llamaron entre todos cuando Lucy les contó lo sucedido.

Botarate es bueno, aunque ruidoso. Entre todos se han repartido turnos para darle de comer, sacarlo de paseo, cepillarle y enseñarle trucos. Ya, y quién se ocupa de que aprenda las normas bibliotecarias???

En esas estábamos cuando Botarate aprovechó la entrada de Olivia y Cherry (que habían ido juntas al cine), para salir él por la puerta abierta.

No sólo Lucy se ha quedado triste y cabizbaja, sino que las demás chicas silvestres

andan todo el día por los rompeolas buscando la pequeña mancha blanca y negra.

Lo malo es que me traen un vocabulario de lo más arrabalero!!

jueves, 19 de octubre de 2017

La flautista de Hamelin

Hace muchos, muchos años, una flautista loca por la moda y los complementos llegó hasta el pequeño pueblo de Hamelin.
Llevaba el conjunto más estrafalario que hayáis visto jamás. Tampoco los habitantes de Hamelin habían visto nunca semejante combinación, así que la pequeña Laurita fue tras ella para apreciar los detalles.
Después, pasaron por la casa de Diego y éste se puso a seguirlas. Cuando Amelia vio a la flautista, casi se cae del susto. Por eso decidió avisarle del desaguisado de su indumentaria.
Y es que la flautista combinaba colores y estilismos de lo más variopinto: una pluma roja y otra morada adornaban (seguro?) un gorrito verde. Una camisola con estampado de sofá mostaza se ceñía a la cintura con un cinturón negro de polipiel.
Unos piratas amarillo pollo tapaban a medias unas botas negras de cordones, y sobre todo ello, llevaba una túnica fucsia con ribete de piel. Para rematar, cargaba un saco verde a modo de mochila!!! Guapa era un rato, pero qué pena de look!!
Tras Amelia llegó Dotty, y luego Currín, y la rubita Elsie, y hasta Marina, -que estaba con un dolor de muelas de aúpa-, se puso a la fila que ya había formada tras la flautista.
Tras varios cuchicheos y opiniones (todas coincidentes en lo desafortunado de la elección del conjunto), decidieron que Laurita tenía que hablar con la flautista y ofrecerse a acompañarla a la boutique de Mrs. Poppins.
 Entonces pasó algo maravilloso: la flautista se llevó la igualmente colorida flauta a la boca,
 y se puso a tocar la melodía más dulce y mágica que jamás habían oído aquellos niños.
Andaba y tocaba, y los niños, completamente hechizados, se olvidaron por completo de su aspecto y su música les transportó a un mundo fantástico.
A la flautista nunca le falla el truco: sus ropas extraordinarias siempre le consiguen público!!
Blogging tips