Pinterest

jueves, 19 de octubre de 2017

La flautista de Hamelin

Hace muchos, muchos años, una flautista loca por la moda y los complementos llegó hasta el pequeño pueblo de Hamelin.
Llevaba el conjunto más estrafalario que hayáis visto jamás. Tampoco los habitantes de Hamelin habían visto nunca semejante combinación, así que la pequeña Laurita fue tras ella para apreciar los detalles.
Después, pasaron por la casa de Diego y éste se puso a seguirlas. Cuando Amelia vio a la flautista, casi se cae del susto. Por eso decidió avisarle del desaguisado de su indumentaria.
Y es que la flautista combinaba colores y estilismos de lo más variopinto: una pluma roja y otra morada adornaban (seguro?) un gorrito verde. Una camisola con estampado de sofá mostaza se ceñía a la cintura con un cinturón negro de polipiel.
Unos piratas amarillo pollo tapaban a medias unas botas negras de cordones, y sobre todo ello, llevaba una túnica fucsia con ribete de piel. Para rematar, cargaba un saco verde a modo de mochila!!! Guapa era un rato, pero qué pena de look!!
Tras Amelia llegó Dotty, y luego Currín, y la rubita Elsie, y hasta Marina, -que estaba con un dolor de muelas de aúpa-, se puso a la fila que ya había formada tras la flautista.
Tras varios cuchicheos y opiniones (todas coincidentes en lo desafortunado de la elección del conjunto), decidieron que Laurita tenía que hablar con la flautista y ofrecerse a acompañarla a la boutique de Mrs. Poppins.
 Entonces pasó algo maravilloso: la flautista se llevó la igualmente colorida flauta a la boca,
 y se puso a tocar la melodía más dulce y mágica que jamás habían oído aquellos niños.
Andaba y tocaba, y los niños, completamente hechizados, se olvidaron por completo de su aspecto y su música les transportó a un mundo fantástico.
A la flautista nunca le falla el truco: sus ropas extraordinarias siempre le consiguen público!!

13 comentarios:

chema dijo...

me ha encantado este cuento!! esta vez la flautista hace que las niñas la sigan antes de empezar a tocar la flauta. luego ya cuando la toca, ni te cuento. su look no lo veo mal del todo, pero ten en cuenta que yo soy hombre. :D en cualquier caso, con el concierto de flauta las niñas se han olvidado de llevar a la flautista a comprar ropa.
por cierto, cómo lo has hecho para ponerlas de pie a todas? ;)
besos!!

mgf00 dijo...

¡Hola! Me ha gustado mucho la entrada. Muy original esta versión del Flautista de Hamelín. Los Barriguitas son adorables, y la Nancy, a pesar de no ir muy bien conjuntada, está genial con esa flauta tan original y colorida. ¡Besos!

MillicentAndFriends dijo...

I loved this version of the fairy tale :-)!

La Caja de Galletas dijo...

La flautista encantadora, no le hace falta tocar la flauta para tener seguidores, los niños como siempre guapísimos

ILONA dijo...

Es importante llamar la atención, suscitar el interés ajeno es lo primero para conseguir ciertos objetivos. La flautista transmite alegría con tanto colorín, y luego su música dice ya mucho de su interior, que seguro que será donde reside su auténtica belleza. Y yo digo que con lo guapa que es por fuera, ya por dentro tiene que ser guapérrima, buenísísima, listosa y genio musical superlativa.
Besos :-)

Rosana dijo...

Hola Chema, qué bien que te haya gustado la versión silvestre del cuento! Me alegro también de que no le veas los fallos al look, pero cierto que eres hombre!! Y muy generoso!!! porque el modelito es tela marinera, ja, ja, ja.
Ya no te acuerdas de mi truco para ponerlas de pie??? Lo hice por primera vez en "La gallinita ciega". Les pongo una tira de cartulina enrollada haciendo un círculo y meto los pies de los barris por ahí y así tienen más base. Ya tengo dos barris con piernas rectas, que esta vez se los he puesto a los niños porque llevaban pantalones y el truco del círculo de cartulina solo está cubierto si llevan falda larga.
Besos y gracias por venir!!

Rosana dijo...

Hola Marina! La flauta es lo más bonito que lleva la flautista, no??? Aunque es cierto que las prendas por separado, con el conjunto adecuado, son muy monas, pero todas juntas.... arggghh!! horror! Eso sí, los barris de Hamelin van todos monísimos y conjuntadísimos!!
Siempre hago versiones "silvestres" de los cuentos tradicionales. Te aconsejo que entres en el tema "cuentos" de mi barra lateral si te interesa ver alguno más.
Besos y gracias por venir!

Rosana dijo...

Hi Millicent! Be very welcome to my blog! I am very glad you liked my own version of the tale. I usually change the story a bit!
Please, come again!
Kisses

Rosana dijo...

Hola Maribel, esta flautista mía tenía público desde su entrada en Hamelin, cierto que mejoró mucho su imagen al empezar a tocar la flauta!!! ;P
Besos y gracias por venir!!

Rosana dijo...

Ja, ja, ja, Ilona, es guapérrima!!! Eso me ha encantado! Esta guapérrima nancy fue un regalo de Pepi, que es también guapérrima por dentro y por fuera!!
El dominio de la flauta sin embargo, es algo que ya le he enseñado yo, ja, ja, ja, no así el estilismo que es de su cuenta y riesgo totalmente.
Un besito enorme (contrasentido), gracias a ti también por venir!!

maria dijo...

Hola ¡¡¡
Que graciosa esta esta niña, me encanta el cuento que has montado, eres genial. La verdad es que el look no es muy favorecedor, pero como ella es tan guapa, le queda todo de maravilla.
Un fuerte abrazo amiga ¡¡¡

Princesa Nadie dijo...

Tuve esa camisola estampada en mostaza en el baúl de mi Nancy!!!!...la recuerdo perfectamente!
Me encanta el escenario de cuento que has montado.
Un Beso

Pepi dijo...

Pues mira que hasta reinando lo estrafalario, me gusta... parece una zíngara alegre y nómada... y sus pequeños seguidores todos lindísimos. Por cierto, no sabía el truco para dejarlas de pie. Una entrada muy currada y multitudinaria. Se perdona el estilismo de la principal porque tiene desprende alegría con tanto color! Besos

Blogging tips