Pinterest

martes, 20 de febrero de 2018

Cherry y Olivia van a la Escuela

A la Escuela Oficial de Idiomas.
Cherry tiene un examen y Olivia quiso acompañarla para darle suerte.

Ya sabéis que siempre quieren ir vestidas iguales, para parecer hermanas.

Les he explicado varias veces que no hace falta ir vestidas iguales para parecer hermanas (sólo tienen que fijarse en las Kardashian, las Cruz, las Olsen, las Williams...), pero nada oye,

no hay manera de convencerlas. Menos mal que yo, en previsión, le había hecho un conjunto

de chaqueta larga y gorro en tonos ocres y pantalón de cuadros a Aureliana, a juego de uno que le hice a Chloé. Les he pedido que les presten ambos conjuntos a Cherry y a Olivia,

y hale, ya pueden ir vestidas iguales! Todos contentos sin que me cueste nada!!

Los bolsitos son ligeramente diferentes, pero vamos, como me protesten por eso... se van a enterar!



Hasta los mocasines son idénticos!!

Y ellas van muy orgullosas vestidas taaaaaan similares.

Creo que una profesora les preguntó si eran hermanas, por su "notable parecido"...

y ellas, muy serias respondieron: "Somos gemelas... de alma"

PD. El examen le salió estupendamente, gracias por vuestro interés.

jueves, 15 de febrero de 2018

La lujosa vida de una princesa

Eleonora vivía en una lujosa mansión, y dormía todas las noches -con su corona puesta-, en una habitación decorada por un arquitecto de renombre, en una enorme cama de sábanas de seda y mantas de mohair.





Desde que llegó a la Biblioteca, comparte colchón con cinco barriguitas pelilargas de su edad.




El otro día me dijo que ahora era mucho más feliz, más libre, más.... silvestre.

sábado, 10 de febrero de 2018

Flores de invierno

A mí me encantan las flores, supongo que ya os habíais dado cuenta.

Parece que las flores quedan mejor en un vestuario de primavera o verano, pero nooo!!

Yo quiero flores todo el año, así que me he hecho con una pequeña colección de telas de flores más invernales, con colores más matizados, un jardín más oscuro,

y que al estar mezclados con prendas de lana y cheviot o franela,

ya nos cuentan otra historia: nos hacen pensar en días fríos, bufandas y gorros, tazas de chocolate,

charcos en las aceras,

 cielos plomizos, olor a castañas en las plazas,

árboles desnudos y veladas en el interior.

Mis chicas se han puesto flores en invierno,

distintas a las de verano, pero que cumplen su función:

alegrarnos el invierno, combatir a golpe de color las bajas temperaturas,

iluminar los días sin luz con la promesa de un futuro silvestre.

lunes, 5 de febrero de 2018

Nuestras mejores galas

Ajenas a la llegada de una nueva amiga a la Biblioteca, mis leslys celebraban el 9º aniversario estrenando todas vestidos muy festivos.
Emma estaba preciosa disfrutando por primera vez de tanto bullicio, con un vestido en tonos morados,

con un lacito en el canesú y una banda ancha en el pelo.

Susi llevaba un vestido de cintura marcada, sin mangas,

con un lazo y medias a juego.

Chloé llevaba un vestido de escote cruzado y sobrefalda y mangas de tul estampado.

Llevaba un lacito en la cintura y el pelo más brillante que nunca!

Valentina se había puesto dos kikis en su melenita. Gomas, lazo, botón, cinturón y medias, todo fucsia,

a juego de algunas flores de su vestido.

Clara relucía como nunca con su estrella en la falda de toile de jouy,

y lazo rojo en el pelo y en la cintura.

Pirouette estaba encantadora con su vestido blusón en flores moradas y botones en el canesú.

Le adornamos con una estrella el pelo y estaba lindísima.

Lucy llevaba un vestido similar al de Pirouette pero con volante en el bajo y en los puños.

Y unos rodetes en lo alto del peinado.

Olivia se había puesto dos coleteros de fresa.

Pero lo que más destacaba y de lo que más orgullosa se sentía, era de la llave de la Biblioteca que había conseguido esa noche. Se lo merece por lo mucho que me ayuda y por lo bien que se porta, no lo dudéis.

Por último, os dejo una imagen del local de la fiesta con toda la decoración invernal.

miércoles, 31 de enero de 2018

Una viajera perdida


Érase una vez una princesa que huía de las garras del brujo de Famosalandia, que había convertido a toda su familia en pinzas para la ropa.

Anduvo kilómetros y kilómetros para llegar a un lugar seguro del que había oído hablar: "La Biblioteca Silvestre", un hogar de acogida para Leslys sin tierra como ella.

Le habían dicho que tenía que dirigirse al Norte, a Santander. Tras vagar medio perdida por los bosques, supo que debía de estar llegando. Lo intuía por el verdor de sus caminos (y porque en una alcantarilla ponía "misteriosamente" Santander), y allí, cansada, dejó caer su maleta.

Hete aquí que por el mismo camino aparecieron dos preciosidades que ella confundió con duendes del bosque con sus gorritos rojos, hasta que estuvieron más cerca y pudo comprobar que eran dos nancys muy silvestres.

-"Perdonad, ¿sabéis si voy bien por aquí hacia la Biblioteca Silvestre?"
 

 -"A la Biblioteca Silvestre dices? Es nuestra casa!!"

 -"Cáspita, ¡qué casualidad y qué suerte! ¿Podríais, por favor, llevarme hasta allí? Estoy cansada tras un largo viaje,

hambrienta, sucia, despeinada y muerta de frío. Llevo semanas buscando un nuevo hogar..."

-"Pues lo has encontrado al fin! Estamos seguras de que la bibliotecaria estará encantada de que vivas con nosotras. Ponte esta bufanda y gorro que -casualmente- llevábamos en el bolsillo. Precisamente venimos de clase de costura. Deja, deja, que ya te llevamos nosotras la maleta. Y cuéntanos toda tu historia mientras llegamos". 
-"Vaya sorpresa se va a llevar la bibliotecaria!!!"

Continuará...
Blogging tips