sábado, 17 de junio de 2017

Cómo se forja una gran amistad

Lucy Honeychurch es muy tímida debido a su ojo vago. Le cuesta abrirse a las demás de la Biblioteca y eso me tenía algo preocupada.

Es una muñeca sensata y tranquila, y habla muy poquito.

Como yo creo que la ropa influye en el estado de ánimo, decidí hacerle este traje de falda larga y top "único" que la hiciera sentirse especial.

No tan único en realidad, porque a nuestra inquieta Pirouette le hice un top exactamente igual

pero con un tutú de saltimbanqui y unos leggings debajo (para que no se le vea nada).

El estilo le va también perfecto. Se adapta a su gusto y sus actividades favoritas (las volteretas, claro).

"Casualmente" Lucy Honeychurch y Pirouette coincidieron en la misma sala a la misma hora, ya que una tenía que recoger unas peticiones de libros y otra ordenar alfabéticamente todos los ejemplares sobre los lémures que poseemos (las había enviado yo, claro está).

Enseguida se dieron cuenta de que había algo en ellas que las unía: llamémosle un vínculo amarillo.

Curioso que dos caracteres dispares se hayan identificado tan rápido. Ahora son las mejores amigas.

Objetivo cumplido. Ja!

lunes, 12 de junio de 2017

Verde Olivia

Verde es la niña. Tiene verdes ojos, pelo verde.

Su rosilla silvestre no es rosa, ni blanca. Es verde.

¡En el verde aire viene! (la tierra se pone verde).

Su espumilla fulgente no es blanca, ni azul. Es verde.

¡En el mar verde viene! (el cielo se pone verde).

Mi vida le abre siempre una puertecita verde.

Es un poema de Juan Ramón Jiménez que siempre me ha encantado, y no se me ocurrió otra forma mejor para enseñaros el progresivo cambio de imagen de Olivia, quien antes era incapaz de ponerse una faldita o un bolso. Al final se quedó con el gorro, a pesar de estar avanzada la primavera. Pero le sienta tan bien....

La verdecilla

Verde es la niña. Tiene
verdes ojos, pelo verde.

Su rosilla silvestre 
no es rosa, ni blanca. Es verde. 

¡En el verde aire viene!
(la tierra se pone verde)

Su espumilla fulgente
no es blanca, ni azul. Es verde.

¡En el mar verde viene! 
(el cielo se pone verde)

Mi vida le abre siempre 
una puertecita verde.

Juan Ramón Jiménez

miércoles, 7 de junio de 2017

Arco iris Barriguitas


Este es el tercer post dedicado a los barriguitas de colores. Aquí y aquí podéis ver los anteriores. Y es que hay pocas cosas que más me gusten que los barriguitas y los colores. Y ya mezclados, son lo más!!!
Mis barriguitas favoritas lucen los colores que llevan también en su nombre:
Rouge, la más apasionada y enamoradiza de mis barriguitas.

Clementina, soñadora y vital.

Ámbar, amante de los animales.

Esmeralda, la que me ayuda con las labores en la biblioteca.

Celeste, súper dulce.

Índigo, una granjera cuáquera.

Y Violeta, la más musical de todas, nos ameniza las veladas silvestres.

Así que pregunto: cuál es vuestro color favorito? Y por ello, o a pesar de ello, cuál de mis barriguitas os gusta más??

viernes, 2 de junio de 2017

Una biblioteca con vistas

Esta última Lesly bibliotecaria se llama Lucy Honeychurch. A los que seáis cinéfilos o lectores, el nombre os sonará. Y es que se llama igual que la protagonista de "Una habitación con vistas".

Para empezar es pelirroja como la inglesa de Surrey (condado donde yo viví un tiempo, por cierto), tiene las mismas ganas de conocer mundo y es igual de naïve que ella. Llegó a la Biblioteca con los ojitos mal. Uno de ellos se recuperó casi en cuanto entró pero el otro sigue atascado y necesitará una operación peliaguda. Mi equipo de cirujanas está estudiando el caso.

De momento es muy calladita, tímida y nerviosilla, pero yo creo que es por su falta de visión periscópica.

Entre todas la hemos animado para que no tenga miedo cuando se presente la ocasión para la operación, ni a la canción de la sesión de recuperación post-operación de su visión: Mi bendición (de Juan Luis Guerra).
"Dicen que las flores no dejaban de cantar
tu nombre, tu nombre cariño,
que las olas de los mares te hicieron un chal
de espuma, de nubes y lirios.
Y la luna no se convenció
y bajó a mirarte el corazón,
y al mirarte dijo que no había visto un sol
radiante, más bello que mi bendición.
Tenerte, besarte, andar de la mano contigo,
mi cielo, mirarte, decirte un te quiero al oído
Yo te lo digo, qué bendición.
Dicen que las palmas aplaudían al oír
tus pasos, tus pasos, cariño,
que los ríos salen de su cauce al contemplar
tus ojos, tus ojos divinos...."
Tendré que hacerle un chal....

miércoles, 24 de mayo de 2017

Bienvenida, Pirouette!

El sábado pasado hizo un calor tremendo.

Habíamos dejado las puertas de la Biblioteca abiertas de par en par para que corriese un poco de aire,

y de repente entró una niña haciendo volteretas y cabriolas.

No paraba quieta; las cámaras de seguridad la fotografiaron en todas estas posturas que os enseño.

Canturreaba en un idioma desconocido para nosotras, parecido al ruso pero no era ruso porque ya sabéis que yo hablo ruso en la intimidad (como ya demostré aquí).

Suponemos que es croata o moldava o yugoslava o checa o macedonia o ucraniana.

Le preguntamos su nombre y nos soltó una parrafada en su idioma (croata o moldavo o yugoslavo o checo o macedonio o ucraniano, pero no ruso). Algo que sonaba a Pr⥁djeztre✻....

Como Chloé es francesa, entendió Pirouette, y por la actitud de la saltimbanqui a todas nos pareció de lo más apropiado.

Es súper flexible esta niña!!!

Y no le entendemos ni una palabra, pero nos conquistó con sus ojos de color miel y su dulce sonrisa.

Le preguntamos en español, francés y ruso que si se quería quedar, y con otra parrafada incomprensible, nos dio un abrazo a cada una y se fue a explorar la Biblioteca.
                  

La semana que viene empieza con las lecciones básicas de español silvestre y ya le he dejado bien clarito que nada de volteretas durante la clase.
                  
Así, entre nosotros, no sé si aguantará!!

viernes, 19 de mayo de 2017

Frutas rojas

Debido al éxito de Valentina y su vestido clásico de niña, en la Biblioteca ha habido una revolución y todas han querido uno así. 

Susi y Chloé han "pillado" turno y los primeros han sido para ellas.

Y por supuesto, para Valentina, fan incondicional de este estilo.

Y aunque los vestidos son prácticamente iguales, cada una ha elegido su fruta roja favorita, y así, Susi lleva fresas, Chloé lleva grosellas,

y Valentina, frambuesas. La faldita, sin embargo, es de manzanas y cerezas en todas.

Como me encanta mezclar telas, les he puesto unas rayas (color frambuesa) en mangas y falda.


Espero que os hayáis fijado en los zapatos de todas. Unos blancos,

unos rojos,




y unos negros.

Me encanta vestirlas de gemelas, y a ellas también!!

Qué ricas las frutas rojas!!
Blogging tips